Cando te cruces coa infancia na túa vida

Hoxe compartimos convosco a charla TED que Alba Alonso realizou o pasado mes de setembro en TEDxGalicia.

Alba proponnos traballar por favorecer unha infancia creativa, onde a mente activa é a protagonista e onde o valor lúdico é innato. Na súa charla fai unha chamada de atención sobre o valor único que teñen os nosos pequenos e defendendo a toma de decisións en canto aos seus gustos, non en canto aos gustos que a sociedade imponlles baseándose no seu sexo.


Alba é unha profesora activa e curiosa que sempre se pregunta polo que ocorre ao seu redor, en especial por todo o que ten que ver coa infancia. Non entende os mundos só rosas, ou só azuis. É por iso que impulsa Realkiddys, un movemento que propón pícaras e nenos auténticos, reais e libres. 



Actividades físicas diarias para os nenos en idade escolar

Autoría: Rosa A. Taramona Aparcana (Mg. en Desarrollo Infantil y Psicología de Familia)
Republicado con autorización de http://www.dejaloser.com/

Lo primero que debemos delimitar es ¿qué se considera actividades físicas en los niños escolares? Para los niños la actividad física está compuesta por juegos, deportes, desplazamientos, actividades recreativas, educación física y ejercicios programados que realizan durante todo el día, tanto dentro del entorno familiar, escolar o comunitario. Para los niños, hacer ejercicio significa jugar y estar físicamente activos, ellos hacen actividad física jugando en el recreo a la s chapas, montando bicicleta o practicando algún deporte.
La práctica de una actividad física es tan necesaria en la vida infantil como la alimentación o el sueño. Sin embargo, muchos padres se plantean dudas sobre qué deporte inculcar a sus hijos, cuánto tiempo deben practicarlo y qué edad es la ideal para iniciarlo.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) has establecido que los niños y adolescentes comprendidos entre 5 y 17 años deben realizar 60 minutos diarios de actividad física moderada con la finalidad de mejorar las funciones cardio-respiratorias, musculares, la salud ósea y reducir los riesgos de obesidad.
En general, los especialistas sugieren iniciar la actividad física lo antes posible como parte de las rutinas diarias que deben tener los niños, pueden empezar alrededor de los tres años y la mejor disciplina es aquella en la que el niño este interesado, que lo motive, no la que tiene el padre o la madre como expectativa y no necesariamente la que practican los hermanos. Es mejor apoyarlo en el deporte que le interese, siempre y cuando se le pueda llevar y existan las condiciones para practicarlo.
Pirámide de actividad física para los niños
Existen diferentes niveles de actividad física recomendada para los niños según la OMS:
1.     Primer Nivel: Diarias: jugar al aire libre, subir y bajar las escaleras, ayudar con tareas domésticas, caminar al colegio, pasear a la mascota, recoger los juguetes, pasear.
2.     Segundo Nivel: De 3 a 5 veces por semana (mínimo 20 minutos). Puede ser acumulativa e incluyen actividades físicas moderadas. Aquí se recomiendan la práctica de deportes aeróbicos como: natación, ciclismo, vóley, básquet, futbol, tenis, correr, patinar, entre otros.
3.     Tercer Nivel: De 2 a 3 veces por semana. Aquí se recomiendan las actividades físicas vigorosas como las artes marciales, el ballet o el remo. También se incluye jugar en el parque, ya que en estas actividades se desgasta mucha energía.
Si desea que su hijo se inicie en un deporte competitivo, es conveniente realizar una evaluación médica previamente.
Ventajas de realizar actividad física diaria durante la niñez:
El realizar actividades físicas y deportivas en forma permanente permite a los niños:
·         Aprender a seguir reglas dentro del grupo.
·         Desarrollar habilidades sociales, debido a que aprenden a relacionarse con sus compañeros.
·         Adquirir seguridad, porque les permite enfrentar sus temores a la perdida y a la frustración.
·         Frenar su impulsividad, porque les exige autocontrol.
·         Mejorar sus habilidades y destrezas motoras.
·         Favorecer el crecimiento de músculos y huesos.
·         Corregir posibles defectos físicos.
·         Regular y organizar horarios y rutinas porque les permite realizar actividades académicas y artísticas en paralelo.
·         Desarrollar placer y gusto por los ejercicios.
·         Estimular la higiene y la salud.
·       Mejorar el estado de ánimo, la actividad física hace que el cerebro segregue endorfinas, las cuales dan sensación de bienestar.
·     Mejorar el rendimiento escolar, un niño que práctica deportes en forma constante aprende a organizar su tiempo adecuadamente.

20 cousas que o teu fillo necesita facer mentres sexa un neno

Autoría: Rosa A. Taramona Aparcana (Mg. en Desarrollo Infantil y Psicología de Familia)
Republicado con autorización de http://www.dejaloser.com/

Lo primordial que un niño desde recién nacido hasta los 7 u 8 años necesita hacer es… JUGAR, JUGAR Y JUGAR, porque la forma como aprende un niño es a través del juego; del juego creativo, del juego simbólico, del juego de roles, del juego solo y en compañía, del juego con material concreto y de aquel que solo requiere de su imaginación… porque el trabajo de un niño es JUGAR.
Pero si nos interesa programar algunas experiencias que el niño atesore a lo largo de su vida y que permitan desarrollar sus habilidades podemos considerar:

Actividades para el desarrollo socio-emocional:
1.     Ser escuchado cuando nos hablan, prestándole atención detenidamente y dedicándole el 100% de nuestro tiempo en ese momento.
2.     Dormir todas noches con una rutina que incluya leer un lindo cuento y cantar una canción especial.
3.     Jugar con niños de su edad permitiendo que sean ellos quienes solucionen sus conflictos.
4.     Tener un compañero de juego… léase hermano o hermana/ primo o prima/ amigo o amiga con quien compartir sus travesuras.
5.     Salir con mamá y papá a caminar una noche, a mirar las estrellas, a comer helado y saber que le ocurrió durante el día.
6.     Pasar tiempo con los abuelos, ellos siempre tienen tiempo especial para sus nietos.
7.     Visitar a la familia, tíos, primos o salir de paseo con ellos.
8.     Tener una responsabilidad: guardar juguetes, poner la mesa, doblar su ropa, tender su cama, entre otras.

Actividad para el desarrollo motor:
1.     Salir al parque, por lo menos tres veces por semana, los niños tienen mucha energía física y necesitan de un espacio abierto donde descargarla.
2.     Tener un correpasillos, triciclo, scooter, patines y/o bicicleta que les permita desarrollar sus habilidades motrices y tener un adulto que le de la oportunidad de utilizarlo para ir al parque, a la panadería, al mercado, etc.
3.     Jugar a la pelota: rebotarla, lanzarla, rodarla, driblearla, permitiendo que experimente lo más que pueda con ella y sin preocuparnos porque se ensucie demasiado.

Actividades para el desarrollo cognitivo:
1.     Tocar, lanzar, chupar, tener la oportunidad de mirar con las manos para terminar de adquirir sus aprendizajes.
2.     Ir a la playa y al campo, correr, saltar, trepar, tocar, oler y darle la oportunidad de que explore en toda su magnitud ese entorno.
3.     Participar de las actividades escolares: paseos, excursiones, actuaciones, ferias académicas, entre otras.
4.     Hacer sus tareas por sí mismos, con la supervisión de un adulto pero permitiendo que él mismo vaya aprendiendo sobre sus posibilidades y limitaciones.

Actividades para el desarrollo lingüístico:
1.     Escuchar cuentos y crear historias dramatizadas con mímicas y títeres.
2.     Tener una pequeña biblioteca con libros de su interés que pueda revisar cuando desee.

Actividades para el desarrollo artístico:
1.     Dibujar, pintar, trazar, garabatear permitiendo que el niño plasme sus ideas e intereses.
2.     Escuchar música variada.
3.     Ir al teatro y a funciones de títeres.


Contos para educar

Nesta páxina atoparás todo o necesario para educar utilizando contos, seguindo o exemplo dos máis grandes mestres da historia.

Non só ofrecen centos de contos breves e con valores en múltiples formatos multimedia, senón que che ensinarán por que son tan útiles, como aproveitalos ao máximo, e ata como crealos.

E o máis importante, ¡será moi, moi divertido!


Preme na imaxe para entrar nunha páxina web que vos encantará:





Nesta fantástica páxina podedes atopar a guía que traemos a continuación sobre o valor dos contos á hora de compartir tempo de proveito cos teus fillos e de educalos.
A autoría é de Pedro Pablo Sacristán e Cuentos para Dormir, e o seu obxectivo é amosar de forma rápida, amena e desenfadada as ventaxas da educación a través dos contos.

Preme na imaxe para ler ou descargar: 




Animación á lectura

Autoría: María del Mar Merayo e Asociación Vagamundo.
Republicado con autorización da CEAPA (https://www.ceapa.es/)

A lectura é unha das funcións máis complexas do noso cerebro. Ao ler descodificamos un sistema de códigos cuxos signos atópanse en constante movemento. Ademais, na nosa sociedade, o uso axeitado da linguaxe é un requisito imprescindible e a lectura cumpre unha función primordial no desenvolvemento destas habilidades.
Para que o proceso da súa aprendizaxe non sexa un camiño árido, duro ou amargo, onde o neno ou nena fracase moitas veces, as familias temos que atopar formas que sexan capaces de motivar á lectura. Esta guía amósanos un camiño para facelo.

Preme na imaxe:


Guía de animación lectora

Esta guía para pais baixo o título de LEER TE DA MÁS é en realidade unha guía para toda a sociedade, para calquera que pretenda axudar a un neno a comezar a súa vocación lectora e para animar e orientar aos propios rapaces que nos espazos privilexiados da familia e da escola, inician as súas primeiras lecturas.
Guía editada polo Ministerio de Educación, Cultura e Deporte no ano 2002, pero que de ningún xeito pasa de moda.

Preme na imaxe: 






Republicado con autorización de Laura Cifuentes (http://www.escueladesuperpadres.es/)

Hábitos de estudo

O grupo Educare edita esta pequena guía con consellos para axudar aos nosos fillos a adquirir uns hábitos de estudo, Son algunhas recomendacións para os pais e nais para consolidar nos seus fillos o realizar as súas tarefas dun xeito efectivo a través da comunicación.

Para ler ou descargar, preme na imaxe:


Febre

A Sociedade de Pediatría de Atención Primaria de Extremadura, a través do seu programa de Saúde Infantil e do Adolescente, tráenos un material máis que interesante sobre a saúde.
Republicamos este material coa súa autorización, (http://www.spapex.es/)




Preme na imaxe:


Catarro

A Sociedade de Pediatría de Atención Primaria de Extremadura, a través do seu programa de Saúde Infantil e do Adolescente, tráenos un material máis que interesante sobre a saúde.
Republicamos este material coa súa autorización, (http://www.spapex.es/)




Preme na imaxe:


Piollos

A Sociedade de Pediatría de Atención Primaria de Extremadura, a través do seu programa de Saúde Infantil e do Adolescente, tráenos un material máis que interesante sobre a saúde.
Republicamos este material coa súa autorización, (http://www.spapex.es/)




Preme na imaxe:


Vómitos e diarreas

A Sociedade de Pediatría de Atención Primaria de Extremadura, a través do seu programa de Saúde Infantil e do Adolescente, tráenos un material máis que interesante sobre a saúde.
Republicamos este material coa súa autorización, (http://www.spapex.es/)


Preme na imaxe:



Estrinximento

A Sociedade de Pediatría de Atención Primaria de Extremadura, a través do seu programa de Saúde Infantil e do Adolescente, tráenos un material máis que interesante sobre a saúde.
Republicamos este material coa súa autorización, (http://www.spapex.es/)


Preme na imaxe:


Catro libros recomendables

«Respuestas prácticas para padres agobiados»
  

¿Cómo puede superar mi hijo la timidez?, ¿Cómo evitar que todos se rían de mi hijo?, ¿Cómo actúo cuando tiene una rabieta?, ¿Qué hago para que sea más sensible? Todas estas preguntas y muchas otras tienen una respuesta práctica en esta guía dirigida principalmente para los padres actuales que compaginan el cuidado y la educación de sus hijos con su labor profesional. Este libro explica, no lo que hay que conseguir, sino cómo hacerlo.
Editorial: Espasa
Auotr: Javier Urra
Paginas: 246
Precio: 19,90


«Estimado hijo: lo he hecho lo mejor que he sabido»


Este manual presenta cartas escritas por los padres como una vía de comunicación con los hijos. En ellas se plasman las preocupaciones y los deseos que todos tenemos como padres.Los autores nos hacen reflexionar sobre cómo hacer que nuestros hijos entiendan qué hay detrás de nuestros consejos, de nuestras negativas y de nuestros enfados. Intenta, en definitiva ayudar a mejorar la relación entre los padres y los hijos adolescentes.
Editorial: Pirámide
Autores: Juan M. Fernández Millán y Pilar Serrano peña
Páginas: 143
Precio: 15 euros


«El NO también ayuda a crecer»


«No podemos con él/ella». «Nos toma el pelo». «Nos planta cara, se salta las normas y se pasa el día desobedeciendo y contestando». «Se ríe de todos y además se porta mal en el colegio». «No sabemos qué hacer para que estudie, coma, se acueste, sea más responsable... y encima nosotros somos los malos y nos sentimos culpables».
Cada niño es único e irrepetible, por ello no se puede tratar a todos por igual, pero cualquiera precisa unos límites, unas normas, unas pautas y unas reglas que lo ayuden a conseguir la estabilidad, tranquilidad y seguridad necesarias en su paso por las etapas cruciales de su desarrollo como persona.
Mª Jesús Alava Reyes, con más de treinta años de experiencia en el ámbito de la psicología, propone en esta obra, de forma clara, sencilla y valiente, un método para entender cómo piensan y sienten los niños, cuáles son los conflictos y las dificultades más comunes que surgen en su desarrollo y sus vías para abordarlos, al tiempo que esclarece «tópicos» contraproducentes y señala los errores más comunes a evitar en la delicada tarea de la educación.
A través de la lectura de los numerosos casos prácticos, padres y educadores encontrarán respuesta a muchas de sus preocupaciones y problemas, así como consejos y reglas que les permitirán afrontar y superar ese amplio abanico de situaciones difíciles que acompañan al hijo desde los primeros meses de vida hasta la etapa adulta.
Un libro para actuar y superar los momentos difíciles, cuando ya se ha intentado casi todo y no sabemos qué más hacer.
Editorial: La esfera de los libros
Autores: María Jesús Álava Reyes
Páginas: 376
Precio: 17 euros


«Niños desobedientes, padres desesperados»

¿Estás desesperado porque tu hijo es un desobediente? ¿Es incapaz de cumplir con sus tareas? ¿Estás agobiado porque piensas que hace contigo lo que quiere y no sabes cómo remediarlo? Inquietos, cabezotas, mentirosillos, traviesos, tranquilos, charlatanes… cada niño es único, pero todos necesitan seguir ciertas normas para crecer como adultos responsables. Aprender a establecerlas y enseñarles que éstas se han de cumplir —porque todo acto conlleva una consecuencia— es fundamental para que tu hijo crezca en un ambiente familiar relajado y feliz. Este libro te enseñará:
• a conseguir que obedezca y a hacerle entender que es necesario y beneficioso,

• cuándo premiar, castigar o ser flexible con las reglas,
• las razones por las que no hace caso y por qué se salta los límites,
• los peligros de no poner directrices,
• las dificultades que se presentan a cada edad y sus soluciones,
• las diferentes actitudes y estilos educativos que como padre puedes seguir.
En Niños desobedientes, padres desesperados Rocío Ramos-Paúl, directora del centro de psicología Biem y presentadora del famoso programa de televisión dedicado a la educación, y el psicoterapeuta Luis Torres te enseñan estrategias sencillas para conseguir con rapidez y sin discusiones que los pequeños de la casa te obedezcan. Una obra amena e imprescindible para todo aquel que quiera mejorar la relación con su hijo y disfrutar de lo que significa ser padre.
Editorial: Aguilar
Autores: Rocío Ramos-Paúl, Luis Torres
Páginas: 168.
Precio:16,50 €

Educando en positivo


Contos para nenos con autismo

Unha moza española crea unha web de contos para nenos con autismo.

Miriam Reis recibiu o “Premio Desafío Mazda 2015” e estará no Cume Mundial dos Premios Nobel da Paz por un portal de contos para pequenos con ese problema.
Trátase dun portal onde estes poderán atopar unha variedade de contos que chega como resposta a unha situación persoal que lle tocou vivir co seu curmán Jose, de 3 anos.
“Cando lle dicía de ir ao parque Jose non me atendía, pero si lle ensinaba unha foto levantábase e viña. Empecei a investigar a través da rede e non atopei nada que puidese cubrir ese oco. Por iso fabriqueino eu e colgueino no meu blog persoal. Entón recibimos infinidade de correos de familias e ata de profesionais que nos felicitaban pola iniciativa”, asegura.
Unha páxina máis que recomendable porque rompe cos convencionalismos e ofrece un gran potencial para producir un impacto social internacional mellorando a calidade de vida dos nenos con autismo a través das novas tecnoloxías.


Para visitar a páxina e poder ler ou descargar os contos, preme na imaxe:



Consellos de saúde

A Sociedade de Pediatría de Atención Primaria de Extremadura, a través do seu programa de Saúde Infantil e do Adolescente, tráenos un material máis que interesante sobre a saúde nas diferentes idades.
Republicamos este material coa súa autorización, (http://www.spapex.es/)

Preme nas imaxes:


















Primeiras saídas

Con autoría de Emiliano Martín González e coa edición da Concapa, traemos hoxe esta guía sobre saídas e adolescencia.
É tarefa dos pais non é só aportar información senón tamén darlle aos seus fillos/as ferramentas, normas e habilidades que lles permitan superar situacións nas que diferentes elementos, tal como o alcohol, serán de gran atractivo. Coa nosa actitude axudaremos a que forme a súa propia identidade e teña criterios cos que enfrontarse a todo tipo de situacións.
Non se trata de cortarlles as ás. Máis ben, de ensinarlles a voar.

Para ler ou descargar a guía, preme na imaxe:


As primeiras saídas pola noite

¿Tiene usted un adolescente en casa que empieza a salir por la noche?, ¿le resulta difícil controlar las salidas de su hijo/a?, ¿suele llegar a conflictos con su hijo/a para acordar la hora de vuelta a casa después de una salida nocturna?, ¿le preocupan las amistades con las que su hijo/a frecuenta la noche? Son interrogantes que en el seno de muchas familias suceden a diario y a lo largo de la historia. Este artículo pretende reflexionar sobre este tema que puede ser más o menos escabroso dependiendo (como en otros tantos temas) de la actitud de mayor o menor comprensión de los padres ante la situación y del entendimiento que exista entre las partes implicadas.
También nos planteamos en este artículo las situaciones en las que los hijos piden dormir por primera vez fuera de casa, con su mejor amigo, con un primo... Los padres deben saber estar a la altura de las circunstancias, saber reaccionar y comprender que es un buen momento para otorgar ciertas responsabilidades a los hijos y fomentar su autonomía social. A continuación se plantean algunas pistas muy enriquecedoras.
Los jóvenes albergan la ilusión de que la noche es suya, de que en el mundo nocturno sólo están ellos sin el control de los adultos. Cuando es niño, es obligado “irse pronto a la cama”, en consecuencia un rito de “paso” a la adolescencia significa conquistar el derecho a dominar la hora de recogerse por la noche. Y por último, la posesión total de ese atributo adolescente: pasar la noche fuera de casa; este es el privilegio máximo de los jóvenes.
En las edades más tempranas de la adolescencia de los hijos, es decir, la preadolescencia, los padres deben reconocer el atractivo que tiene dormir en casa de un amigo. Se sienten tan amigos que no les basta pasar el día juntos. Es muy gratificante contarse experiencias y dormirse con estas historias y aventuras. Muchas veces los recuerdos más agradables de la infancia tienen que ver con estas vivencias. Es conveniente que los padres aprovechen educativamente esta situación cumpliendo algunos requisitos:

1. Conocer la familia del amigo y que el ambiente sea saludable y acorde a nuestras ideas.
2. Que el joven esté preparado para convivir con personas distintas de su familia.

En ocasiones los chicos se pueden mostrar obedientes y dóciles con nosotros y cuando no se sienten vigilados son muy distintos. Debemos enseñarle que no se puede comportar con la misma familiaridad que en su casa. Desde que son pequeños debemos habituarles a relacionarse con los demás, es cuando comienzan a ampliar su círculo y a darse cuenta que los demás pueden ser amigos suyos.
Puede que sean tímidos por lo que convivir con otros chicos/as de su edad fuera de casa les obligará a poner en práctica habilidades sociales, saludar, mostrarse amable, responder a las preguntas, etc. Esto es todo un entrenamiento para el futuro.
Un error de algunos padres consiste en pretender prolongar la infancia impidiendo a sus hijos asumir responsabilidades. Es una regla de oro en educación que los padres acostumbren a sus hijos a hacer por sí mismos lo que son capaces de hacer de acuerdo con su edad. Así cuando se planteen nuevas situaciones estarán preparados para hacerles frente.
 Aquellas actividades que impliquen un cierto alejamiento de la “presencia y protección” de los padres son maneras adecuadas de conseguir “autonomía”.
Existen casos de padres que quieren ser tan amigos de sus hijos que no les dan la suficiente autonomía para dejar que se relacionen con sus iguales.
La amistad es hermosa pero los verdaderos amigos no deben ser los padres sino personas de su edad con sus mismos problemas, inquietudes e ilusiones.
El adolescente necesita la autoridad paterna y se puede armonizar con compartir con ellos valores propios de la amistad, confianza, generosidad, lealtad, etc.
En etapas anteriores a la adolescencia, los padres pueden sustituir de alguna manera a los amigos de los hijos y ocupar su tiempo libre. Sin embargo en la adolescencia esto resulta implanteable. Los puntos de contacto que quedan con los hijos serán afinidades, gustos o aficiones que hayamos sembrado de pequeños. Por ejemplo, acompañarles a algún partido que practica, salir juntos a andar o montar en bici, coleccionar cromos y colocarlos juntos en el álbum... Estas situaciones siempre se harán con “afecto desinteresado”; si le acompañamos al partido ha de ser para servirle de apoyo no para “proyectarnos” en sus jugadas. Compartir tiempo con los hijos no debe pretender entrar en su mundo de intereses propiamente adolescentes para llegar a su intimidad. A veces es más conveniente invitar al adolescente a nuestro mundo y conseguiremos además un cultivo inmejorable para llegar a su intimidad: en una mañana de natación bien aprovechada se puede conocer más al hijo que en un año de “compartir” casa.

A los 15 años las actividades deportivas tienen mucho interés para los chicos/as; plantear un partido de tenis puede tener gran éxito, pero después hay que mantener una periodicidad más o menos concreta para alcanzar esa costumbre.
Los hijos además de todo lo anterior, necesitan algo muy importante para alcanzar su autonomía e independencia: LA AUTORIDAD DE LOS PADRES. ¿Cómo conseguir que los hijos hagan caso a los padres?:

1. Con unas pocas normas muy claras.
2. Favoreciendo su participación a la hora de tomar decisiones.

En los últimos años la autoridad de los padres se ha debilitado, se encuentra en entredicho, pero buscar soluciones fuera de la familia no sirve de nada. Son los padres los que deben educar a los hijos. Cuando existe crisis de autoridad puede que falte alguna de estas condiciones:

  • Que exista consenso entre padre y madre.
  • Autoridad participativa llegando a acuerdos.
  • El fin a perseguir es la educación y autonomía de los hijos.
  • Coherencia con la conducta de los padres.
  • Que se apoye en valores y normas estables.
  • Que se traduzca en hechos.
Los padres que quieran aumentar o mantener su autoridad no deben discutir delante de los hijos con relación a temas que les atañen a ellos. Nunca desautorizar a la pareja.
Deben tenerse en cuenta las opiniones de los hijos y no tratar de imponer de manera despótica la opinión o punto de vista, comportándose de forma demasiado exigente mandando y obligando puesto que así conseguirán indisciplina y rebeldía. Es conveniente proponer y sugerir.
Utilizando el “no” sin complejos llegaremos a obtener el control de los hijos. Deben entender que a veces es bueno renunciar a algo. Entre mantener una actitud autoritaria o dar libertad absoluta a los adolescentes, hay un término medio. Lo realmente eficaz es actuar de manera progresiva. Dar dosis de libertad basadas en el dialogo.
 Conforme se demuestre su coherencia y responsabilidad, se debe ir ampliando este margen.
En la etapa adolescente el joven debe aprender a convertirse en su propio guía. No conviene que los padres mantengan sistemas autoritarios ni tampoco excesivamente permisivos. Entonces, ¿DEBEMOS EXIGIR O NO A LOS JÓVENES? A partir de ahora depende de ellos. En la medida en que consigan autoexigirse, los padres soltarán amarras. Siguiendo a JOSÉ MARÍA LAHOZ GARCÍA en su artículo “¿Exigir a un adolescente?” podemos apuntar algunos aspectos en los que el individuo puede llegar a la autoexigencia:

1. Dominio de impulsos y manifestaciones agudas en su carácter.
2. Respeto de los derechos de los demás como límite a su propia libertad.
3. Subordinar el placer y la libertad a la realidad y previsión del futuro.
4. Liberarse de lo que impida apreciar lo que tiene realmente valor.

Comunicar los anteriores objetivos a los chicos sólo será posible si los padres son capaces de vivir la propia autoexigencia. En el momento en que no se es coherente ni hay esfuerzo por parte de los padres la autoridad ante los hijos queda anulada.
La libertad y la autonomía respecto al uso del tiempo libre, el uso del dinero, el horario de llegada o la petición de pasar la noche fuera de casa hay que otorgarla en función de la responsabilidad demostrada. Esta será la clave:

A mayor responsabilidad , mayor autonomía.
Falta de responsabilidad, restricción de autonomía.

En cualquier caso, los padres deben asegurarse de conocer dónde y en qué condiciones estarán los hijos. Lo pueden hacer aplicando pautas como las siguientes: hablar con los padres de los amigos, cuidar que no haya hermanos mayores con ambientes desacostumbrados para ellos y dejar claro que pasará cierto tiempo hasta que puedan volver a dormir fuera si este fuera el caso. Esto no debe convertirse nunca en una costumbre ni en un capricho.

BIBLIOGRAFÍA RELACIONADA CON EL TEMA:

PAULINO CASTELLS y TOMÁS J. SILBER: “Guía práctica de la salud y psicología del adolescente”
Editorial Planeta S.A., Barcelona, 1998
J. URRA: “Adolescentes en conflicto” 29 casos reales
Ediciones Pirámide.
BERNABÉ TIERNO: “Educar a un adolescente: la guía con todas las respuestas”
Editorial Temas de Hoy.
JOAQUÍN CALLABED: “Conocer y ayudar al adolescente”
Editorial Tempore.
SAL SEVERE: “Cómo educar a sus hijos con el ejemplo”
Editorial Gestión 2000
OLIVEROS FERNÁNDEZ: “Autonomía y autoridad en la familia”
Editorial Ediciones Universidad de Navarra S.A.

Primeiros auxilios

¿Saben que en España (como en gran parte de países desarrollados) los accidentes caseros son la primera causa de muerte en niños de 1 a 14 años? La causa de accidente supera a las muertes causadas por enfermedades (tomadas en conjunto) como la tuberculosis, difteria, polio, sífilis, fiebre reumática y apendicitis. Estamos de acuerdo que el riesgo de accidente infantil es algo intrínseco al mismo desarrollo del individuo. A la exploración se une la falta de noción de riesgo, la búsqueda de límites y eso conlleva la exposición al peligro.
La clave está en la prevención pero no siempre podemos evitar el accidente. En el presente artículo pretendemos tratar qué medidas se pueden llevar a cabo en casa, en cada una de las dependencias de la misma para evitar una accidente; no obstante, si este no se puede evitar los padres deben conocer unas pautas sencillas que se han de desarrollar en caso de accidente infantil tanto con las heridas como con quemaduras, congelaciones, traumatismos y un largo etcétera.

La primera norma que aplicaremos siempre en caso de un accidente doméstico infantil es actuar con sentido común teniendo presente que “es mejor no hacer nada que hacerlo mal”.
Antes de empezar a tratar las pautas de conducta a desarrollar en caso de accidente infantil queremos hacer referencia al informe "Percepción de los padres del riesgo de accidente infantil" de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid donde se nos indican tres tipos de conducta por parte de los padres:
• Conductas evitativas. Consisten en retirar del alcance de los pequeños todo aquello que pueda ser causa de riesgo; funcionan cuando los niños son más pequeños e irán desapareciendo a medida que crecen y se familiarizan con el entorno.
• Conductas prohibitivas. Forman parte de la imposición de límites apareciendo cuando ya comprenden órdenes; la prohibición siempre estará señalando un deseo de los padres, que los hijos tratarán de investigar para poderlo asumir e interiorizar; también puede ser generadora de inseguridades y culpa.
• Conductas formativas. Basadas en el entrenamiento que siguen los padres con los hijos para que se vayan responsabilizando de sus propios riesgos. Suponen la aceptación de los fracasos en la búsqueda de sus propios límites; en definitiva, se trata de que el niño aprenda a cuidarse solo en la independencia, enseñándole los peligros y las formas de evitarlos.
Estos tres tipos de conducta van evolucionando desde las más evitativas a las más formativas a medida que los niños y niñas van creciendo.
Como hemos dicho, en la prevención está la clave. Veamos algunas ideas sencillas para llevarla a cabo:

  • Ser conscientes de los límites reales de los hijos en su maduración y no proyectar los miedos imaginarios de los padres.
  • Adecuar el entorno a las necesidades del niño: poner los medios para que actúe con libertad sin que le pase nada (¿saben aquello que hacen los abuelos cuando les van a llevar los nietos a casa...?
  • Facilitar que experimente con sus propios límites y que él mismo pueda encontrarlos, cuidando de que no se produzca daño.
  • Vivir las relaciones con los hijos desde el descubrimiento permanente porque no es posible conocerlos en su totalidad pues están en constante cambio.
  • Precisar los límites de lo prohibido y lo permitido.
  • Dicho aprendizaje es bidireccional: los hijos también enseñan a los padres a serlo.
  • Educar a los hijos desde pequeños a percibir los riesgos y a que se autoprotejan.

Los accidentes por CAÍDAS son los más frecuentes en el hogar. Casi la mitad de las muertes por accidentes domésticos, son por caídas. La prevención de éstas depende por un lado de mantener adecuadamente la superficie de los pisos y de la eliminación de cualquier obstáculo peligroso.
Los INCENDIOS en las instalaciones eléctricas pueden ser el resultado de una sobrecarga en los circuitos, de cables defectuosos, de material aislado deficientemente, de interruptores defectuosos y del mal empleo de los aparatos eléctricos. Además de causar quemaduras y provocar incendios, la electricidad no manejada correctamente puede ocasionar conmociones e incluso la muerte, como consecuencia de fuertes descargas de la instalación eléctrica. En las casas antiguas se debe revisar la instalación ya que los aparatos eléctricos modernos demandan mayor carga de corriente. Se puede provocar un calentamiento por una sobrecarga que puede ocasionar un incendio.
Los cables de los aparatos eléctricos no deben pasar por encima de radiadores o tuberías. No se deben tocar los aparatos eléctricos cuando se encuentra uno en la bañera, parado sobre un piso húmedo o con las manos mojadas. Los enchufes no deben desconectarse tirando del cable sino del enchufe mismo. Una plancha eléctrica nunca debe dejarse conectada, ni por un solo instante. Es indispensable disponer de un buen extintor en sitio adecuado para el caso de que se produzca un incendio incontrolado.
Veamos a continuación lo que debemos hacer en caso de que sucedan algunos de los accidentes más comunes en el hogar. Las HERIDAS pueden ser incisas (cuchillos, hojas de afeitar...); contusas (caídas, golpe...); punzantes (palos con punta fina...) y pueden provocar los siguientes EFECTOS:


INFECCIÓN

QUÉ HACER
  • Lavarse las manos con jabón y desinfectar.
  • Lavar la herida con agua abundante.
  • Quitar la suciedad desde el centro de la herida hacia la zona de piel sana.
  • Desinfectar la herida y cubrirla con un apósito estéril.

QUÉ NO HACER
  • Manipular la herida con las manos sucias.
  • Usar medicamentos sin valorar posibles efectos.
  • Usar algodón para limpiar la herida.
  • Suturar o sustituir a los servicios sanitarios.

HEMORRAGIA

QUÉ HACER
  • Descubrir la herida y recostar al accidentado.
  • Taponar la vía de salida (presión), acumulando apósitos sobre ella y elevar la zona sangrante (si está situada en un miembro).
  • Hacer torniquete (entre la herida y el corazón), y evacuar al accidentado a un centro sanitario.

QUÉ NO HACER
  • Mantener de pie al accidentado y usar productos farmacéuticos.
  • Cambiar los apósitos empapados.
  • Dar bebidas alcohólicas.

Las QUEMADURAS forman parte de los accidentes más frecuentes en casa, produciéndose casi siempre por acción del fuego, aceite caliente, agentes químicos, planchas, electricidad...Los elementos determinantes de la gravedad de la quemadura son: profundidad, localización, extensión y edad del niño.
Se clasifican en:
• De primer grado: consisten sólo en un enrojecimiento doloroso de la piel.
• De segundo grado: se produce enrojecimiento de la piel y la aparición de ampollas con emisión de líquido cuando se abren.
• De tercer grado: alcanza la zona subcutánea y produce destrucción de tejidos y terminaciones nerviosas, necesitando para su correcta reparación "injertos de piel".

QUEMADURAS

QUÉ HACER
  • Apagar los focos de llamas de la ropa con la ayuda de una manta o similar.
  • Lavarse las manos y proceder a dejar al aire la zona afectada.
  • Aplicar agua fría abundante sobre la quemadura y tapar con gasa estéril.
  • Si es extensa, cubrir con sábana humedecida y trasladar al hospital.
  • Si permanece consciente, hacerle beber pequeñas cantidades de una solución de agua-sal-bicarbonato (un 1/5 de litro cada cuarto de hora).

QUÉ NO HACER
  • Usar extintores
  • Manipular las quemaduras con manos sucias y pinchar las vesículas.
  • Dar bebidas con alcohol.
  • Hacerle beber si permanece inconsciente.
  • En el caso de las CONGELACIONES las sintomatologías son muy similares a las quemaduras con excepción de la congelación en primer grado, que produce piel fría, pálida e insensible.

CONGELACIONES

QUÉ HACER
  • Trasladar lo antes posible al afectado.
  • Si aparece consciente, proporcionarle bebida caliente y azucarada.
  • Proporcionar calor progresivo a la zona afectada.

QUÉ NO HACER
  • Hacerle beber si permanece inconsciente.
  • Darle bebidas alcohólicas para hacerle entrar en calor.
  • Masajear la zona afectada para darle calor fuerte y rápido.

También uno de los accidentes más habituales en el hogar son los TRAUMATISMOS que pueden ser esguinces (lesión de origen traumático, caracterizada por la distensión o rotura de uno o varios ligamentos de una articulación); fractura o rotura de uno o varios huesos y luxación o dislocación de un hueso al salirse de su articulación. En estos casos hay que actuar de la siguiente manera:

TRAUMATISMOS

QUÉ HACER
  • Inmovilizar la zona afectada con férulas y almohadillas con gasas.
  • Sujetar la zona afectada.
  • En caso de hemorragia, primero pararla y luego inmovilizar, trasladándolo al hospital.

QUÉ NO HACER
  • Trasladar al accidentado sin efectuar una adecuada inmovilización de la zona afectada.
  • Administrar fármacos.

Hay momentos en el año en que los niños están más tiempo al aire libre y es más fácil sufrir PICADURAS que pueden ser de mosquitos (atraídos por el sudor, humedad, calor), de abejas y avispas, de escorpión (puede llegar a producir sudores, dolores abdominales) y en el medio acuático es posible sufrir una picadura de medusa que produce reacciones inflamatorias con fuerte dolor en la zona de contacto, apareciendo incluso ampollas con fuerte prurito.

PICADURAS

QUÉ HACER
  • Desinfectar la picadura y, en su caso, retirar el aguijón con unas pinzas.
  • Aplicar frío y una gasa estéril, empapada en vinagre, en la zona afectada.
  • En su caso, reanimación cardio-respiratoria y traslado al hospital.

QUÉ NO HACER
  • Calentar la zona afectada.
  • Cubrir de barro la zona afectada.
  • Usar materiales no asépticos.
  • Administrar fármacos.

También es conveniente tener en cuenta las MORDEDURAS en época en que se vive más al aire libre. La prevención antirrábica es fundamental. Es conveniente capturar al animal que produzca la mordedura y mantenerlo en observación durante diez días. Veamos qué medidas debemos tener en cuenta en este caso.

MORDEDURAS CON INOCULACIÓN DE VENENO

QUÉ HACER
  • Inmovilizar la zona mordida y aplicar un torniquete.
  • Lavar abundantemente la herida, precisando en ocasiones la realización de un pequeño corte para succionar parte del veneno inoculado.
  • Llevar lo antes posible al centro sanitario e inyectarle un antídoto contra el veneno.

QUÉ NO HACER
  • Tranquilizar al afectado.
  • Trasladarlo haciéndole moverse mucho con fuerte bombeo de sangre al corazón.
  • Llevarlo a su casa.
  • Aplicar puntos de sutura sobre la herida.

Por último nos vamos a detener en el caso de las INTOXICACIONES y ENVENENAMIENTOS. No es extraño que en casa se acumule gran cantidad de productos de limpieza, insecticidas, medicinas y otros artículos venenosos. Es normal que las muertes por envenenamiento accidental continúen aumentando. Cerca de un 41% de ocasiones este tipo de accidentes se produce con productos de limpieza industriales y domésticos; en un 25% se produce por medicamentos; por cosméticos en un 10% y el resto por pegamentos, ambientadores, barnices y pinturas, etc. En estos casos debemos tener en cuenta el siguiente cuadro:

INTOXICACIONES Y ENVENENAMIENTOS

QUÉ HACER
  • Minimizar el tiempo de contacto del tóxico o veneno con el organismo (en la piel, por lavado; en ofidios, usar torniquete; en ingestión, provocar el vómito)
  • Evacuar al centro sanitario.

QUÉ NO HACER
  • Si está inconsciente o tiene convulsiones, provocar el vómito.
  • Dar fármacos.
  • Retrasar la salida hacia un centro sanitario.

No podemos terminar estos apuntes sin hacer una sencilla referencia al BOTIQUÍN en casa y los componentes con que debe contar. Debemos garantizar que tenemos el material necesario para atender posibles urgencias. Por otro lado, es conveniente disponer de las direcciones y teléfonos donde acudir en caso de accidente. No debemos considerarlo como un cajón donde almacenar medicamentos (estos debemos guardarlos en otro lugar), ni siquiera los de uso cotidiano. De forma orientativa, un botiquín debería contener lo siguiente:

MATERIAL DE CURAS

MEDICAMENTOS           
  • Pinzas largas, rectas y curvas.
  • Tijeras de punta aguda/roma.
  • Rollos de esparadrapo y tela.
  • Solución de mercurio-cromo o similar.
  • Agua oxigenada.
  • Alcohol de 90 grados.
  • Apósitos estériles de varios tamaños.
  • Vendas de tamaños diversos.
  • Apósitos autoadhesivos de varios tamaños.
  • Algodón hidrófilo.
  • Antitérmico/antiálgico no salicílico.
  • Antihistamínicos en pomada.
  • Laxante de glicerina.
  • Crema hidratante.
  • Carbón vegetal.              

DIRECCIONES Y TELÉFONOS
  • 112: número de urgencias.
  • Centro de Salud.
  • Hospital.
  • Farmacia más próxima.
  • Policía municipal/nacional, bomberos, servicio de ambulancias, Instituto Nacional de Toxicología...

 Manual de primeros auxilios.
 Saber cómo conectar o desconectar corriente eléctrica, paso del agua y/o gas.



Fuente: Ministerio de Educación, Cultura y Deporte